lunes, 23 de marzo de 2009

A modo de homenaje porque sí


Un poema de FRANCISCO MADARIAGA
(1927-2000)

El asaltante veraniego

Shas, shas, shas, ¡abrir el vientre de vuestros
corresponsales!

Los miniaturistas cedían al alcohol sus pequeñas
desgracias.

Un olor a remolino de cloro y viento en forma de
dardo hacía huecos en la garganta.

¡Gangrenas infinitas para los comensales del salón
nacarado con tendencia hacia el oro!

El vapor descubierto ilumina la memoria y el ocio
encoleriza y purifica al asaltante veraniego
que viaja vestido de pana levemente
mortuoria.

Adiós, adiós, indiecitos y monos, graznidos en
los lechos, obsequios de las desgracias;
el viento roe el aliento de las bestias
y descubre a los pasajeros enfermos
el ocio blanco y sangrante de la tierra.

De Las jaulas del sol (1956)
Copy: Francisco Madariaga. http://www.franciscomadariaga.blogspot.com/

2 comentarios:

huggh dijo...

sí sí sí

Irene Gruss dijo...

Qué gran persona, cómo se lo extraña, ¿no?, Irene

Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char