domingo, 25 de julio de 2010

Una negación enérgica de toda melancolía

EDGAR BAYLEY
(Argentina, 1919-1990)



El buen ciudadano

ya no te importa nada
nada
ni del clavel ni la rosca
ni del camino ni el puente
ni del espejo ni el paso

ya no te importa nada
ni atacar ni defenderte
ni explicar ni ser llamado
ni aguardar la luz dorada
ni lamentar lo perdido
ni la condena ni el juicio

ya no te importa nada
eres guijarro sin nombre
un sueño entre muchos sueños
viento en la noche extraviado
***
La historia de la libreta de direcciones

no hablo de la Historia
ni de mis historias
ni de lo muy lejano
ni de lo próximo y arbitrario

me convocan
palabras hechos
conozco el laberinto
este cielo
esta música
y la razón de ser
de haber
perdido
mi libreta de direcciones

Tomados de La Nación 8 de diciembre de 1999
***
LA PUERTA


Qué claro día
el de tu mano
y cómo llega
y se vuelve
entre tus venas
el río de ayer
la voz de tu mañana.

Quiero tu voz
más densa y solitaria
y hablar
sabiendo
y sin sentido.

He perdido la sombra
que tú amabas
el llanto
y el polvo deshojado.

He perdido mi amor
y el tuyo
mi sueño
y el borde del instante.

Con los vientos
y el golpe de las olas
todo mudará.

No queda ningún nombre
sino el deseo
y la revuelta luz
de otro lenguaje.
La puerta.
El mar.
***
"He querido poner el espíritu crítico al servicio de la inocencia.”
 *
"No creo haber escrito nunca en respuesta a un programa trazado de antemano. Pero tampoco creo que mis ideas poéticas hayan surgido después de haber escrito mis poemas, como consecuencia de una reflexión sobre mi obra poética. Me inclino a pensar que ambos tipos de actividad fueron simultáneos."
*
"[la poesía] no existe por el mundo (no es su reflejo, su consecuencia o su comentario); no existe sin el mundo (al margen, en otro reino); existe con el mundo (en relación con él, en una interacción creadora)."
*
La poesía "culmina en el lenguaje, se completa y determina en última instancia, en la expresión verbal".
*
El poeta "inventa, no traduce".
*
 "La poesía no debe imitar los aspectos de las cosas, sino seguir las leyes constructivas que constituyen su esencia y que les confiere la independencia de todo lo que es."

Tomado de Realidad interna y función de la poesía (Rosario, Ed. Biblioteca Popular Constancio C. Vigil, 1966. [Col. Ensayos/ 1966) y de Estado de alerta y estado de inocencia (Buenos Aires, Edit. Argonauta, 1989).
*

"El invencionismo lleva a cabo una negación enérgica de toda melancolía, exalta la condición humana, la fraternidad, el júbilo creador, y apoya su fe en una definición de la realidad."

(De "La batalla por la invención", 1945)

2 comentarios:

huggh dijo...

amo a este hombre, lo amo... he leído nada más el primer poema y con ello estaré el resto de la semana. gracias

Irene Gruss dijo...

Gracias, don; qué lluviecita; Irene

Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char