sábado, 25 de septiembre de 2010

El deseo nace de la muerte de la esperanza

DE ARCHIVO
LEONARDO DA VINCI

Contempla la luz y considera su belleza.
Cierra el párpado y ábrelo después.
Lo que ves no existía hace un momento y lo que existía hace un momento ya no existe.
¿Qué es lo que rehace, si lo que lo ha hecho muere de continuo?

***

Por qué los perros gustan de olerse el uno al otro bajo la cola.
Este animal odia a los pobres porque se alimentan mal, y le gustan los ricos porque comen buenos víveres y sobre todo carne; los excrementos (stercho) de los animales conservan la virtud de los alimentos, según muestran las pequeñas venas dispuestas hasta la parte inferior de los intestinos para atraer la virtud conservada por estas heces. Ahora bien, los perros tienen un olfato tan sutil que perciben la virtud que queda en esas heces; si lo encuentran en la calle y si perciben que contiene alguna virtud nutritiva lo toman y no lo abandonan.
Si reconocen en estos olores que el perro está bien harto lo honran porque tiene un amo rico y poderoso; en caso contrario estiman que el perro tiene un pobre y desdichado amo y lo muerden, como morderán al dueño.

***

(…) Cuando el embudo del agua ha echado en el recipiente tanta agua como hay en la balanza opuesta, ésta se eleva y derrama su agua en el primer recipiente, y éste, doblándose de peso, alza con violencia los pies del durmiente, que se levanta a sus asuntos.

***

(…) Que un poeta describa la belleza de una dama y que un pintor la pinte: tú verás dónde la naturaleza enamora al juez.

***

El pintor debe estar solitario cuando está atento a la especulación. Si estás solo, estarás por completo contigo, y si estás acompañado no estarás sino a medias contigo.

***

La sombra más grande que su causa tiene contornos confusos.

***

En la elección de las figuras, sé más bien delicado que seco y leñoso.

***

No llames riqueza a lo que se puede perder.

***

Item habiéndome sido dada una piel turca en esa casa por maese Agustín de Pavía a cambio de los botines, ese Jacobo me la robó y la vendió en 20 sueldos a un zapatero; y con ese dinero, según él mismo me confesó, compró bombones de anís.

***

El golpe que da una piedra en el agua matará a todos los peces que estén debajo o al lado.
El golpe dado sobre la cuerda de la horca redobla el martirio del colgado.
Regla experimental.
Te recuerdo que hagas tus proposiciones de tal suerte que pruebes las cosas escritas ya, con ejemplos y no con proposiciones, lo que sería demasiado simple.

***

El golpe nace de la muerte del movimiento y el movimiento nace de la muerte de la fuerza.

***

Los movimientos violentos se debilitan a medida que se separan de sus causas.

***

Hacemos nuestra vida con la muerte de los otros.
En la cosa muerta queda una vida sensible que se une al estómago de los vivientes y recupera una vida sensitiva e intelectual.

***

Acuérdate, comentando las aguas, de consignar primero la experiencia y luego la razón.

***

La naturaleza está llena de infinitas razones que jamás han estado en la experiencia.

***

(…) La abeja se puede asimilar al fraude: tiene la miel en la boca y el veneno en el culo.

***

¿Cuál es la cosa muy deseada de los hombres, que deja de ser conocida cuando uno la posee? El sueño.

***

Planetas figurados. Muchos animales terrestres y acuáticos subirán a las estrellas.


***

Acuérdate de que Augusto hizo voto en Galia al viento Girrius, porque por su semejante golpe suyo perdió un ejército, y le hizo un templo.

***

Elocuencia de los líquidos.

***

El deseo nace de la muerte de la esperanza.

***

Se representa al viento por la flexión de las ramas, las hojas arrancadas y el polvo mezclado al aire confuso.

***

Del error que se comete en el juicio de los miembros. El pintor que tenga las manos groseras las hará tales en sus cuadros y esto ocurrirá con cualquier otro miembro, si un estudio constante no vela por impedirlo. Contempla, pues, pintor, lo que hay de feo en tu persona y por el estudio trata de tomar garantías. Pues si eres bestial y sin espíritu, tus figuras se te parecerán, y probablemente lo que haya en ti de bueno y de malo se encontrará en tus figuras.

***

Encuentra, Ludovico mío, carne en el pedazo de pan.


Extractos de los Breviarios de Leonardo da Vinci.
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char