domingo, 18 de septiembre de 2011

Salvando las distancias

Motivada por el poema inigualable de Susana Thénon que transcribo abajo, y a propósito de la visita de aquellos extranjeros que suelen aparecer por nuestra comarca, piensan sólo en sí mismos, y a los que más de uno atienden, guían, soban y les consiguen lu qui venga, se me ocurrió el pseudo poema que figura más abajo todavía. I.G.

SUSANA THÉNON

(Buenos Aires, Argentina, 1935-1991)

La antología

¿tú eres
la gran poietisa
Susana Etcétera?
mucho gusto
me llamo Petrona Smith-Jones
soy profesora adjunta
de la Universidad de Poughkeepsie
que queda un poquipsi al sur de Vancouver
y estoy en la Argentina becada
por la Putifar Comissión
para hacer una antología
de escritoras en vías de desarrollo
desarrolladas y también menopáusicas
aunque es cosa sabida que sea como fuere
todas las que escribieron y escribirán en Argentina
ya pertenecen a la generación del 60
incluso las que están en guardería
e inclusísimamente las que están en geriátrico
pero lo que importa profundamente
de tu poesía y alrededores
es esa profesión –aaah ¿cómo se dice?–
profusión de íconos e índices
¿tú qué opinas del ícono?
¿lo usan todas las mujeres
o es también cosa del machismo?
porque tú sabes que en realidad
lo que a mí me interesa
es no sólo que escriban
sino que sean feministas
y si es posible alcohólicas
y si es posible anoréxicas
y si es posible violadas
y si es posible lesbianas
y si es posible muy muy desdichadas
es una antología democrática
pero por favor no me traigas
ni sanas ni independientes

***

¿Tú eres el gran poeta galés?, ¿quieres
beber whisky, vino?, ¿qué te place?,
qué alegría conocerte, ¿así que has sufrido mucho y
reparaste en nosotros?, ¿te interesa
nuestra lengua?, ven, acomódate aquí, ¿deseas
más vino?, cómo no, sírvete; sí, es posible,
hay algunas, no muchas editoriales, ponte
en nuestro lugar; mas sí, es posible, me encantó
tu traducción, yo creo que te editarían, claro,
¿cómo?, sí, también te financiarían, cómo no, ¿conocer el sur 
y el norte de nuestro país?, déjame que hable con Fulano,
a Mengano también le encantaría conocerte,
es tan bueno lo que haces; ¿pediste así jugoso tu bistec?, ¿estás a gusto?,
¿más vino?, cómo no. Antologías, sí,
puedo facilitarte esta y esta otra para que compares,
aquí te doy mis libros, no me sobran pero contigo, es
un honor, te los acomodo aquí mismo, no pesan, verás,
no, aquel autor no conviene, te recomiendo mejor a
Mengano, ese no te ocasionará problemas y además
conoce tu idioma, a la perfección, sí, madre y padre
anglosajones, así que no hay problema,
tu poesía es más que interesante, será un hito,
verás, aquí todo el mundo quiere ser traducido
pero pocos lo valen, ¿las Cataratas del Iguazú?, aguas termales, sí,
una belleza el paisaje, y el hotel, de primera.
La Fundación, sí, ellos se ocuparían, claro; no, el gobierno no
porque… ¿comprendes lo que digo?, ¿ahora un whisky?, cómo no.

I.G.
**
Para leer más de Susana Thénon, haga clic aquí y/o aquí

1 comentario:

huggh dijo...

poema del enojau... no se haga problemas, Irene...mire en mi provincia, por ej. solamente editan -pagados por nsotros- los amigos de la "dueña" e la editorial.. libros qe luego se traducen en otros favores... je. salud poeta.

Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char