lunes, 22 de agosto de 2011

La vida en el espacio carece de sentido


Tomada de muchachodeloshelados.blogspot.com
 PATRICIO FOGLIA

(Buenos Aires, Argentina, 1985)

comenzando ignición en tres
dos
uno
la nave avanza,
puede sentirse el furor
del despegue, el fuego
concentrado en instantes
que apuntan a la luna
y a mí
me quema pensar
cuántas cosas van quedando
atrás, abajo
después de la tierra arrasada
***

la vida en el espacio
carece de sentido:
para olvidarme de la tierra
abro la escotilla y me acomodo
como si fuese el entrevagón
del tren que nos va llevando al norte
y ahí, sentado en el pescante
me fumo el universo
hasta disolver lo sólido
hasta sentir que estoy rodeado de terciopelo
y no hay afuera
no hay adentro
y acaricio un gato
como quien se ronronea a sí mismo
***
14

tuve una pesadilla en la que entonamos
una versión tormentosa del himno
en un estruendo
se escuchaba: oíd el ruido
derrotas, cadenas
y me sentía pequeño
y diminutos mis dramas
una ínfima gota en el diluvio

De Temperley, En el aura del sauce, Buenos Aires, 2011
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char