miércoles, 1 de junio de 2011

Como un trompo recostado

DANIELA CAMOZZI
(Haedo, Provincia de Buenos Aires, 1969)

De pronto percibió
una sabiduría inasible.
La idea era tan perfecta
que cuando quiso decirla
no pudo.
***
Campo


…en tierra no habitada,
te hallé sola, arriesgada
del lobo a ser despojos…
Sor Juana Inés de la Cruz

en el repiqueteo de dos
de tres corazones
hay un cielo ciruela
y en tu luna
flaquísima luna
que se encorva
brillante para mí
sobre abrojos baila
un hombre con traje
y redoblan tambores
donde nada es
lo que parece
***
Peonza



La figura inquiere
sobre mi dificultad mayor:
este o aquel movimiento
menos retorcido
el vuelco que mis partículas
se rehúsan a emprender
paralizadas
como un trompo recostado
sobre su superficie menos brillante
desprovisto ya
de todo efecto giroscópico.
***

¿Qué fuerza novedosa
mueve a esos girasoles
los hace desafiar su ley
mirarse unos a otros
romper filas?
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char