domingo, 11 de marzo de 2012

Un dardo continuo

Retrato de Blaise Cendrars por Amedeo Modigliani, 1917 

BLAISE CENDRARS 
(Frederic Sauser-Hall)
(La Chaux-de-Fonds, cantón de Neuchâtel, Suiza, 1887-París, Francia, 1961)

Huevos

La costa de Brasil es semejante a islotes redondos desnudos en el medio de
los cuales navegamos desde hace dos días
Se diría unos huevos abigarrados que un gigantesco pájaro ha dejado caer
O excrementos volcánicos
O mierda de buitres.
***
Puestas de sol

Todo el mundo habla de las puestas de sol
Todos los viajeros están de acuerdo para hablar de las puestas de sol en estas aguas.
Está lleno de libros en que no se describe nada más pleno que las puestas de sol
Las puestas de sol de los trópicos
Sí esto es verdad esto es espléndido
pero yo prefiero con mucho los amaneceres del sol
El alba
Yo no me pierdo una
Yo sigo todos los días sobre el puente
desnudo
Y yo estoy siempre solo para admirarlas
Pero yo no voy a describir las madrugadas
Yo las voy a guardar para mí.
***
El Camarote Nº 6

Yo lo ocupo
Yo debería vivir siempre aquí
Yo no tengo ningún mérito por permanecer acá encerrado y trabajar
por otra parte no trabajo
Escribo todo lo que me pasa por la cabeza
No todo del mismo modo todo no
Montones de cosas me pasan por la cabeza pero no entran en mi camarote
Yo vivo en una corriente de aire con el ojo de buey abierto de par en par
Y el ventilador zumbante
No leo nada.
***
Orión

Es mi estrella
Tiene la forma de mi mano
Es mi mano subida al cielo
Durante toda la guerra veía a Orión por una tronera
Cuando los Zepelines venían a bombardear París
venían siempre de Orión
Hoy la tengo encima de mi cabeza
El gran mástil perfora la palma de esta mano que debe
sufrir
Como mi mano cortada me hace sufrir perforada como
está por un dardo continuo.
***

Disonancias del arco iris en la telegrafía inalámbrica de la Torre
Mediodía
Medianoche
En todos los rincones del universo se murmura: “Merde”
Rayos
Cromo amarillo
Nos hemos contactado
Los transatlánticos se acercan desde todas las direcciones
Desaparecen
Todos están en movimiento
Y los relojes marchan
Paris-Midi informa que un profesor alemán fue devorado por los caníbales en el Congo
Bien hecho.

Traducción: Damaris Calderón
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char