viernes, 15 de julio de 2011

Y "el rubor poblaba sus mejillas"

Tomada de amaliagieschen.blogspot.com
Dos poemas de SEBASTIÁN LALAURETTE
(Buenos Aires, Argentina, 1974)
***
FLASH

"son hermosos",
dijo el rubio mientras se acercaba
tenía la cámara
en la mano
y una remera azul
"son hermosos", repitió al advertir
que no lo había entendido
mi chica se volvió
y su cara rozó la mía otra vez
sólo atiné a agradecerle protocolarmente
a ese desconocido que se nos había acercado
en algún lugar del parque lezama
ella creo que sonrió
y después se volvió hacia mí
y "el rubor poblaba sus mejillas"
literariamente.
***
No es forma

puñaladas le
asestamos tiros golpes de puño palos
de frente y de perfil le pusimos
trampas le taladramos los oídos le hicimos tragar
petardos le envenenamos la comida le pinchamos las sienes con agujas
hasta que dejó de gritar incluso
le tiramos dardos cuchillos granadas bombas hache
toda la maquinaria de la muerte seguro
que con eso alcanzaba y después
le pusimos vendas curitas gasas con merthiolate
paramos
la sangre le dimos sopa caliente lo arropamos
sentados junto a su lecho lloramos le contamos chistes lo abrazamos hasta que
se recuperó se puso mejor y otra vez más fuerte que nosotros
o sea que no es forma evidentemente
así no se mata al amor
querida
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char