miércoles, 7 de diciembre de 2011

Como en esa vieja luz

Tomada de wordpress.com

SAMUEL BECKETT
(Irlanda, 1906-Francia, 1989)

Canción

Vejez es estar de cuclillas
agazapado en el hogar
temblando porque la bruja
ponga el perol en la cama
y traiga el ponche
ella llega en las cenizas
quien amada no fue conquistada
o conquistada no fue amada
o algún otro pesar
llega a las cenizas
como en esa vieja luz
el rostro en las cenizas
esa vieja luz de una estrella
otra vez en la tierra.


Versión: S/D
***
Del poeta único a una brillante puta
Para ser cantado por Henry Crowder

Rahab de las sagradas murallas
brillante rayo derramado
en el brillante y paciente
rostro perlado alba y crepúsculo amante del sol.

¡Puttanina mia!
Tú los ocultaste felices en el alto lino,
pálidos ante los vados
del Jordán, y las secas aguas rojas,
y ataste una cuerda
de cáñamo escarlata.

Oh radiante, o airada, oh Beatrice,
ella impura con la victoria
de los dedos sin sangre
y orgullosa, y tú, Beatrice, madre, hermana, hija, amada,
feroz pálida llama
de duda, y dolor de Dios,
y mi dolor.

Versión: S/D
***
Enueg II

mundo mundo mundo mundo
y el rostro serio nublado
contra el atardecer

de morituris nihil nisi

tímidamente el rostro deshaciéndose
ya demasiado tarde para enlutar el cielo
que se hace rojo con el atardecer
temblando a lo lejos como una gaffe

veronica mundi
veronica munda
por amor de Jesús danos un velo

sudando como Judas
cansado de la muerte
y de los policías
los pies en mermelada
sudando en abundancia
el corazón en mermelada el humo más frutal
el viejo corazón el viejo corazón
que estalla extra congreso
te lo aseguro doch
tendido en Puente O'Connell
viendo con grandes ojos unos tulipanes del atardecer
los verdes tulipanes
brillando al volver la esquina como un ántrax
brillando sobre las barcazas de Guinness

el armónico el rostro
ya demasiado tarde para dar brillo al cielo
doch doch te lo aseguro


Versión: S/D
***
Alba

antes de que amanezca aquí estarás
y Dante y el Logos y todos los estratos y misterios
y la luna marcada
allende el blanco plano de la música
que establezcas aquí antes del alba

solemne suave seda cantarina
inclínate hacia el negro firmamento de areca
lluvia sobre bambúes flor de humo callejuela de sauces

quienes aunque te inclines con dedos compasivos
para abonar el polvo
en nada aumentarán tu generosidad
cuya belleza ante mí será como un sudario
informe de sí misma que se extiende sobre la tempestad de los emblemas
de modo que no hay sol ni hay revelaciones
tampoco ni víctima
yo solamente y el sudario luego
y un bulto muerto ya

Versión de Jenaro Talens
***
Quisiera que mi amor muriese...

quisiera que mi amor muriese
y que lloviera sobre el cementerio
y las callejas por las que camino
llorando a aquella que creyó que amaba


Versión de Jenaro Talens
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char