martes, 20 de abril de 2010

Hay una idea en la repetición


MÓNICA TRACEY
(Junín, provincia de Buenos Aires, Argentina, 1953)


La noche en que esperamos la señal
la noche en que aceptábamos cualquier trato
un mercachifle un notario
un bálsamo.
La noche astillas
hilachas
sin recuerdos.
De rodillas, de pie, bebiendo.
De espaldas a la puerta, a la ventana,
viendo sólo por los ojos y hacia adentro.
Un mínimo trato, cualquier engaño.
La espera arrasa con todo:
tiempo hacia adelante que acaba.
¿Para pescar qué
se hunde la línea
en el río que regresa?
* * *

No es memoria la de los ojos cerrados
no brisa
halo
no precisa
red
tan sólo gesto
inclina tiende
ni cosecha ni colecta
desola engendra
hace de cuenta.
* * *

Estar segura
de la distancia
del punto de mira.
Haber probado ya
desde este sitio
a esa hora.
Sin cambiar hábitos
ni joyas.
Igual atavío,
idéntico maquillaje.
Para acechar
no importa el objetivo.

* * *
Los amores

Tal para cual
el agua y el aceite
el punto de contacto
hace una cosa o la otra
dice una cosa o la otra
o lo que es lo mismo
hay un momento
una fisura
una llaga
lo que es tal para cual
***

Hay una idea
en la repetición
tal vez por eso

Hay algo
una idea tal vez
en la repetición
por eso

En la repetición
hay tal vez
una idea

por eso

Un hombre cae
dos veces
en la misma tristeza

Por eso

hay tal vez
en la repetición
una idea.
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char