viernes, 30 de julio de 2010

de cómo la vida de uno en la vida del otro

Lo que prefiero
de MARIANO BLATT
(Buenos Aires, Argentina, 1983)


Mar del Plata


Después estábamos en Mar del Plata
y yo me puse una casaca de los Raptors.
Después nos gritaban cosas como
eh, floggers, eh,
colores, veranos, guachines, tristeza, amigos.
Después fuimos a la playa y tomamos unas cositas
y la playa era mejor.
Después encontramos unos médanos.
Después tomamos otras cositas y la playa era mejor mejor.
Después teníamos auriculares
y nos gritaban cosas porque bailábamos re bien:
eh, floggers, colores, guachines, verano, amuleto, precioso.
Después éramos re bravos porque usábamos una ducha sin pagar carpa.
Después tomé mate y pensé en dios.

Después
corre un perro por la colina
y vos pensás en cosas de este mundo que están en otro mundo
como rayitas entre rayitas de noche se te hace cable suelto la vista
tenés la compu vieja de cabeza la tele mal enchufada
tormenta de cable viento mala señal
aguante la interferencia electrónica
hackeo de cerebro interruptor roto fin del mundo
pero corre un perro por la colina y por alguna razón sos de este mundo
como son de este mundo los videojuegos
las consolas, los parlantes, ese Fiat Uno, las luces rojas
las verdes, las amarillas, el viento, los metales.
El perro que corre por la colina no es de este mundo,
el chico drogado que sube al colectivo es de este mundo
y de otro mundo más lindo, más mundo.

Después tomamos otras cositas
y yo pensé en todos los poetas del mundo.
Dije: poetas del mundo, qué bueno que seamos amigos.
Después pensé en todos los planetas del mundo.
Dije: planetas del mundo, qué bueno que seamos amigos.
Después necesitaba explicar que lo que estaba viendo era verdad:
el cielo violeta.
Después un chico re preciso me escupió en el pie.
Qué asco, me encanta, ¿de qué mundo sos?
Después podés alejarte de las cosas
ves que alguien te habla te dice: escuchá esta canción, te dice
Mar del Plata, el 221, la ciudad, las luces, ¿ves?, te dice.
Pero vos hacés un esfuerzo para saber que esto se llama mundo
eso de allá calle, luces, ciudad, colectivo, policía, cuidado, casino,
Mariano, 25, vacaciones.
Después significa después decís no entiendo nada me encanta ya no me asusta.
Después te preguntan cómo es vos decís
como rayitas entre rayitas como cuando la tele hace mala señal
como cuando corre un perro por la colina atrás corre un caballo
miren una liebre, miren un cuatriciclo
Mariano estás en este mundo, Mariano tenés 25.
Después no sé qué confuso no pasa nada
pasa que se te abrió una cosita en la cabeza que no se tenía que abrir.
¿Ves?, engañaste a dios.
Después hay un chico en Alemania que se llama Nicolás
hizo una canción ¿ves? engañó a dios.
Wow después me pongo la gorrita para atrás
y cargo gasolina con la lengua pa afuera como el perro
que corría por la colina y ahora descansa.
Le acercamos un platito con agua que dice perro
sentís la respiración después ey, uy, ey, la terminal bajamos
mencanta una sirena de policía, confusión, pibito que encara,
Madariaga, ¡qué bueno que seamos amigos!

Después estamos en unas rocas y yo escucho la canción que hizo Nicolás.
Se llama Time is Over el tiempo se acabó
la letra dice
time is over
time is over
Mar del Plata
Mar del Plata
qué buena onda.
Después tomo mate, llueve y soy feliz

Después: qué lindo
las cosas siguen siendo cosas (pasa un chico fumando cigarrillo en bicicleta)
aunque vos ya sabés que no tanto.
Igual, ese es un secreto tuyo con vos mismo:
nunca se lo cuentes a nadie.
***
A la espera de que cosas maravillosas sucedan

a la espera de que cosas maravillosas sucedan
sólo hoy los pájaros
regalan un vuelo especial:
planean en raras formas curvas
mientras la orquesta
hace su último ensayo.
el viento trae a mi balcón
tanto el olor de la lluvia
como las notas que los músicos
ajustan en sus instrumentos.
ahora
la orquesta suena en su esplendor
para ningún público
más que el monumento, los bosques
y el río
algo más allá.
***

me tengo que ir me están esperando te quiero mucho pienso en vos todo el día cuando caminamos por el pueblo a las siete de la tarde pienso en vos y pienso en vos a la mañana cuando me despierto o mientras almorzamos milanesas con ensalada mojo el pan y ahí también pienso en vos pero ahora me tengo que ir están afuera sentados en la escalerita del cyber esperando porque todavía tenemos que ir a hacer algunas compras para la noche como cerveza y otras cosas ellos por ejemplo necesitan llevarse muchos cigarrillos porque después allá no hay nada cerca imaginate ayer pasó una moto muy rápido por la calle de tierra de al lado de la quinta y se levantó muchísimo polvo aproveché la confusión para pensar en vos cuando nadie me veía también me tomé un helado de agua pensando en vos y nos persiguieron unas abejas tuvimos que salir corriendo y me tropecé me sangró la rodilla y para que no me pusiera a llorar me dijeron que pensara en vos y se me pasó todo el dolor y la tristeza y las ganas de llorar y hasta pude agarrar de nuevo el helado y seguir tomándolo a pesar de que se había llenado de pasto y hormigas si cierro los ojos cuando bailo pienso en vos y cuando los tengo abiertos pienso en vos lo mismo pero ahora me voy porque se van a poner impacientes y pesados después me dicen que estoy todo el día pensando en vos y tienen razón porque estoy todo el día pensando en vos hoy hace un rato nos sacamos una foto muy graciosa haciendo una pirámide humana y yo salí con mucha cara de que estaba pensando en vos
***
Aquí está todo bien...

aquí está todo bien
cuando acabe el invierno
y la primavera llegue pronto
pero pasado el veintiuno
y sus saludos abiertos ya
los regalos cuando los haya
entonces antes del verano
quiero que nos vayamos
del campo quiero las tardes
buscando la posibilidad
nuestras mentes despejadas
y a eso llamar salud
por la mañana haga frío
demoremos nuestra salida
bajo las sábanas entre juegos
definamos a quién
le toca preparar el café
o evitemos hablar
de cómo la vida de uno
en la vida del otro
el domingo la radio
anuncie resultados, vos
duermas y yo
la mirada pierda aunque atento
siga el cambio de intensidad en el relato:
cuando el hablar se acelere
en suspenso quedaré a medio levantarme
preparado para saltar de la silla
y si así lo requiere el final de la jugada
con puño apretado gritar gol
y si sigue tu siesta
entonces yo salga a caminar
para descubrir esto que duele
no es el pájaro sino el ruido a roto
que hace su pico al clavarse en la tierra
con toda
esa violencia de la caída no anunciada
al volver de tu excursión al pueblo
me descubras sobre mi cuaderno
a un costado dejes las bolsas
y propongas
que yo escriba algo
sobre la gaseosa cola
el lugar que ocupa
digas
el lugar que ocupa
en estas nuestras vidas
¿hallaremos tal vez
solución a esto
que hoy aquí
suele llamarse
estabilidad de pareja?
¿quién diga
esta vacación ha concluido?
**
Foto: Clara Muschietti

1 comentario:

huggh dijo...

qué bueno... un gusto... no lo conocía

Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char