miércoles, 4 de enero de 2017

Lo superior se sujeta a lo inferior

Eduardo Ainbinder
Tomada de fpr

(Buenos Aires, Argentina, 1968)


COMER Y DORMIR

Hay hombres que viven toda su vida en el error,
otros, más antiguos, habitan las grietas
de una falla geológica;
vivas donde vivas también te llegará un día
en un sobre sin remitente
la fecha de vencimiento
de todo lo que se da y quita; haya en un costado
un corral: donde los que fueron
corderos saltando cercos en el sueño originario
son ahora alimañas llevando en el lomo
sellada la cuenta regresiva.
Todo, cual si despertaras
bebiendo y comiendo algo
de la mano de un débil mental,
acaso confirmando que demasiadas veces
lo superior se sujeta a lo inferior.


Eduardo Ainbinder en Carreras tras la fealdad (1997).

Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char