miércoles, 20 de mayo de 2015

Los platos caen al suelo y estallan

DIEGO L. GARCÍA 

(Berazategui, Buenos Aires, Argentina, 1983)

VIAJE AL PAIS DE LOS ARTICOLAS (*)

Lo cotidiano deja de ser.
Las normas reinan.
Los límites se hacen evidentes.
Nada es resto
y los márgenes
han sido colonizados:
no hay desierto posible
hacia escapar
con una palabra bajo el brazo.

(*) Novela utópica de André Maurois (1928), en la cual
la literatura es el único lenguaje permitido.
**

los días van comiéndose las sobras
y con los recuerdos de las sobras hemos construido
esta ciudad / este abismo de palabras / fotos
para perdernos en el trayecto de regreso
¿a dónde iremos antes? / ¿hasta dónde
el lento bocado del miedo / la trampa
de lo que vemos interminable en sus bordes?
pronto / los platos caen al suelo y estallan
y el dibujo / ese mandala / abandona nuestro punto
de vista / y somos en uno de los aros
concéntricos parte que viaja en el desarme /
perdida unidad / oh pasado / un silencio
que baja la cabeza y sigue / acomoda
el cuello de su abrigo para afrontar
el frío próximo / los años
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char