jueves, 23 de julio de 2015

Como si estuviera sentado sobre el corazón de un amigo

Bei Dao
Tomada de internet

(Beijing, China, 1949)


Festival de la luna 

Los amantes sostienen el abismo en sus bocas
Hacen votos y se deleitan entre sí
hasta que un niño amniótico
periscopio sus padres
nace

Un invitado inoportuno toca
a mi puerta se propone ir más allá
al interior de las cosas

los árboles aplauden

espera un minuto la luna llena
y este plan ya me están poniendo nervioso
tiembla mi mano
sobre las oscuras implicaciones de la letra
déjame estar bajo la noche
un rato más como si estuviera sentado
sobre el corazón de un amigo

la ciudad está en llamas
en medio de un océano gélido
puede salvarse? Debe salvarse
gota a gota el grifo
se lamenta y vacía el depósito.

Versión de Diana Sofía Calderón y Alí Calderón.




Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char