lunes, 21 de marzo de 2016

Vacío con formas

ALBERTO GIRRI

(Buenos Aires, 1919-1991)


El poema como idea de la poesía

Que la finalidad
sea provocar el sentimiento
de las palabras,
y alcanzar
el desafío de la expresión,
perseguir objetos
que se ajustan al sentimiento
hundirse en objetos
hasta la emoción adecuada,
está probado,
y tanto, probado y probado,
como no lo está
el que en esos tránsitos
la tendencia madre sea
por dónde va la inspiración,
si en frío o en caliente,
y contornos, nuestro elegirlos
entre lo vario,
 ninguna
prioridad ni concierto,
 y como llegándonos
a fotografías,
 jardín y árboles
en luz y sombra,
 positivo de árboles,
manchas contra un cielo pálido,
 y su negativo, reverso
con pálidos árboles que emergen
desde oscuros fondos,
 ¡estrictamente,
vacío con formas,
 vaivén de nuestra
subjetividad al confrontarse
consigo,
 empeño en colmarnos
abstrayendo,
 enajenamiento
sin acariciar nada,
mirar de sonámbulo!

Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char