sábado, 27 de agosto de 2016

Así nos fue impuesto

Sophia de Mello Breyner Andersen

(Oporto, Portugal, 1919-Lisboa, id., 2004)

LAS PERSONAS SENSIBLES 

Las personas sensibles no son capaces 
De matar gallinas 
Pero son capaces 
De comer gallinas 

El dinero huele a pobre y huele 
A la ropa de su cuerpo 
Aquella ropa 
Que después de la lluvia se secó sobre el cuerpo 
Porque no tenían otra 
Porque huele a pobre y huele 
A ropa 
Que después del sudor no fue lavada 
Porque no tenían otra 

"Ganarás el pan con el sudor de tu rostro" 
Así nos fue impuesto 
Y no: 
"Con el sudor de los otros ganarás el pan" 

Oh vendedores del templo 
Oh constructores 
De las grandes estatuas huecas y pesadas 
Oh llenos de devoción y de provecho 

Perdónalos Señor 
Porque ellos saben lo que hacen.

Versión sin datos 
***
Nardo

Nardo
Pesado y denso
Opaco y blanco,
Hecho
De oscura respiración
Y de agitación nocturna.

Versión de Diana Bellessi
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char