martes, 11 de agosto de 2015

Los tontos adoran reunirse en bandada

BULÁT OKUDZHÁVA

(Moscú, Rusia, 1924-París, Francia, 1997) 

LA ENFERMERA MARÍA

¿Qué es lo que le pregunté a la enfermera María
mientras la abrazaba?
—Sabes, pues, las hijas de los oficiales
No nos regalan, a los soldados, ni una mirada.

Tumbados en el campo de tréboles
Sereno como el río.
Las olas de tréboles nos cubrían,
Nosotros agitábamos en ellos.

María, extendiendo los brazos,
Se echó a nadar por el río.
Que negros y abismales
Eran sus ojos azules.

Entonces, le dije a la enfermera María,
Cuando amaneció:
—Pero imagínate: las hijas de los oficiales
No nos quieren regalar ni una mirada.
**
AMOR, GUERRA Y MENTIRA
El primer amor quema en el corazón.
El segundo amor se arrima al primero,
y el tercer amor …
la llave tiembla en el cerrojo
y en la mano la maleta.
La primera guerra no es culpa de nadie.
La segunda guerra es culpa de cualquiera.
Y la tercera guerra es sólo culpa mía
y mi culpa es reconocible por todos.
La primera mentira es niebla en la aurora.
La segunda mentira se tambalea en la embriaguez
y la tercera mentira es más oscura que la noche,
más oscura que la noche
y más terrible que la guerra.
**
Canción sobre los tontos
Anton Pablich Chejov una vez advirtió
que al listo le gusta aprender, y al tonto enseñar.
De tantos tontos que he encontrado en mi vida
hace tiempo que tenía que haber sido condecorado.

Los tontos adoran reunirse en bandada.
Con su jefe a la cabeza, en todo su esplendor.
De niño creía que un día me levantaría,
y no habría tontos – habrían volado todos.

Ah, mis sueños de infancia… ¡qué error!
de tonto que era vivía en las nubes.
La naturaleza tiene una sonrisa astuta…
Por lo visto hay algo que no tuve en cuenta.

Pero el listo pasea en soledad en círculos,
valora la soledad por encima de todo.
Y le cazan a mano tan sencillamente,
y en seguida le pescan de todos el primero.

Cuando les hayan pescado a todos empezará una época
que no imaginamos ni describimos…
Con el listo es difícil, con el tonto es malo
Es necesario algo intermedio, pero ¿dónde conseguirlo?

Ser tonto es útil, pero no tengo demasiadas ganas,
ser listo, sí que quiero, pero siempre se acaba mal…
en el futuro siempre nos espera algo malo.
Pero, tal vez, lleguemos a un término medio.
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char