sábado, 2 de julio de 2016

Antes de voz en la boca



Sor Juana Inés De La Cruz
Juana Inés de Asbaje
(San Miguel de Nepantla, México, 1651-México, 1695)

Enigmas 
1.- ¿Cuál es aquella homicida/ que piadosamente ingrata/ siempre en cuanto vive mata/ y muere cuando da vida?
2.- ¿Cuál es aquella aflicción/ que es, con igual tiranía,/ el callarla cobardía,/ decirla desatención?
3.- ¿Cuál puede ser el dolor/ de efecto tan desigual,/ que siendo en sí el mayor mal,/ remedia otro mal mayor?
4.- ¿Cuál es la sirena atroz/ que en dulces ecos veloces/ muestra el seguro en sus voces,/ guarda peligro en su voz?
5.- ¿Cuál es aquella deidad/ que con tan ciega ambición,/ cautivando la razón,/ toda se hace libertad?
6.- ¿Cuál puede ser el cuidado/ que libremente imperioso,/ se hace a sí mismo dichoso/ y a sí mismo desdichado?
7.- ¿Cuál será aquella pasión/ que no merece piedad/ pues peligra en necedad/ por ser toda obstinación?
8.- ¿Cuál puede ser el contento/ que con hipócrita acción/ por sendas de recreación/ va caminando al tormento?
9.- ¿Cuál será la idolatría/ de tan alta potestad/ que hace el ruego indignidad,/ la esperanza grosería?
10.- ¿Cuál será aquella expresión/ que cuando el dolor provoca, / antes de voz en la boca/ hace eco en el corazón?
11.- ¿Cuáles serán los despojos/ que al sentir algún despecho/ siendo tormento en el pecho/ son desahogo en los ojos?
12.- ¿Cuál puede ser el favor/ que por oculta virtud,/ si se logra es inquietud/ y si se espera temor?
13.- ¿Cuál es la temeridad/ de una alta presunción/ que pudiendo ser razón/ pretende ser necedad?
14.- ¿Cuál el dolor puede ser/ que en repetido llorar,/ es su remedio cegar/ siendo su achaque el no ver?
15.- ¿Cuál es aquella atención/ que con humilde denuedo/ defendiendo con el miedo/ da esfuerzos a la razón?
16.- ¿Cuál es aquel arrebol/ de jurisdicción tan bella,/ que inclinado como estrella/ deslumbra tal como el sol?
17.- ¿Cuál es aquel atrevido/ que indecentemente osado/ fuera respeto callado/ y es agravio proferido?
18.- ¿Cuál podrá ser el portento/ de tan noble calidad,/ que es con ojos ceguedad/ y sin vista entendimiento?
19.- ¿Cuál es aquella deidad/ que con medrosa quietud,/ no conserva la virtud/ sin favor de la maldad?
20.- ¿Cuál es el desasosiego/ que traidoramente aleve,/ siendo su origen la nieve/ es su descendencia el fuego?
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char