lunes, 3 de octubre de 2016

Y qué si me calentara con palabras aparentemente inocentes

Rae Armantrout
Tomada de elcoloquiodelosperros.weebly.com


(Vallejo, California, Estados Unidos, 1947)

Esfumado

Y qué si me calentara con palabras aparentemente inocentes
como “esfumado”, “meñique” o “extrapolar”?
Y qué si manipulo la conversación con la esperanza de que
otros pronuncien esas palabras?
Tal vez la emoción proviniera del modo en que otra persona
las toque suave y descuidadamente con su lengua.
Y qué si “de” fuera un punto sensible?
“Esfumado de arbustos.”
Y qué si hubiera un placer oculto
en llamar a una cosa
por el nombre de otra?

(De Necromancia, Zindo & Gafuri Ediciones.
Traducción de Aníbal Cristobo y Patricio Grinberg)
**
Sin invitación

Los fantasmas se agolpan.
Hablan a
coro.  Todos
te aman.  Todos
dejaron algo
inconcluso.

¿Se amarilló
el palo-verde
de repente?

El borde de este día
es tan filoso

que podría cortar todo
lo que se mueve

De la manera que una palabra
extraviada

volverá
sin invitación.

Hoy no estás
interesado en ella,

sólo
en saber
dónde ha estado.

Versión s/d
***
Escala
(Fragmento)

3

"Un electrón 
es una excitación 
en un campo electrón”
una agitación permanente 
¿en presencia de 
qué?
Como el pensamiento
crea el suelo
que cubre, 
como el pensamiento, 
no puede parar.



Versión de Natalia Carbajosa
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char