lunes, 9 de noviembre de 2015

Eso que abandona cuando dice la palabra

ELIANA NAVARRO

(Buenos Aires, 1975, desde 1976 reside en Bariloche, provincia de Río Negro; Argentina)



Para ella 
que pretende una espiral de plata
y coronar su consistencia
escribe círculos de sal / su lengua
dice irrelevancias 
persiste en conservar su talle
y está
quieta Pero es lineal 
es previsible
no por convicción (no puede 
sospechar cómo será 
el minuto posterior 
a cada pérdida) 
no tiene fe prevista, tiene:
una vida que pendula / tribulaciones como lianas
de olvido a tentación / de piedra
a desmesura y de ahí al
abandono (¿es la palabra,
el abandono a la palabra o
eso
que abandona
cuando dice
la palabra?)
¡para ella, que escribe con la nuca! ¡con el revés del párpado incendiado!
¿no era su materia árbol incendiado? ¿desmedido y pulcro el fuego, la escritura
un arma sin licencia, sangre blanca, vampiros dando aviso del amor, o del
naufragio?
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char