miércoles, 25 de noviembre de 2015

Recuerdos como paralelas imaginarias

Jeymer Gamboa

(Santa Cruz de León Cortés, Costa Rica, 1980. Reside en Buenos Aires)

Un apunte sobre perspectiva

Recuerdos como paralelas imaginarias
–y los cables del teléfono y la cuneta–
que convergen en el punto de fuga:
la cabeza del viajero, encapuchada,
sobre la línea del horizonte.
El momento en que se percata
que ha estado caminando
durante mucho tiempo
en la dirección equivocada
y decide seguir.
**
LA PARTE QUE SUSTITUYE EL TODO

Cada vez me atrae menos la pintura.
Pero debo decir que me gustan
esos cuadros de Limberth
donde se limita a pintar sus zapatos.
Limitar: imponerse límites en lo que se dice o se hace,
con renuncia voluntaria o forzada
a otras cosas posibles o deseables.
Porque es solo eso:
un par de zapatos
que han resistido
otro invierno.
**
EX AMIGOS ON THE ROAD

Encuadre para película de carretera
(la historia es sobre dos ex amigos
que intentan revivir un viaje de la época colegial
a playas del Coco)
desde el asiento trasero
de un mercedes gris sin overjolear:
los dos creían ir preparados
para los silencios incómodos.
Ahora falta ese cassette con la canción
The boys of summer.
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char