domingo, 7 de agosto de 2016

Sólo los patios

Nora Sztrum

(Buenos Aires, Argentina)


mella la zapa la tierra
se torna piedra
corre en la acequia el salitre
surco sepia
reseca la arcilla el barrio
adobe y cañas
sólo los patios
oscurecen regados
sólo los patios
***
SE SOSTIENE DE UN HILITO
un cable negro atraviesa
el rosarojo pleno del malvón
d´enfrente
(cuatro por uno de flores tupidas
todo flor en el séptimo piso
a la calle)
mismo así:
como un hilito que no se ve
o cable retorcido que parte la visión
que parte el alma.
en cuclillas, al borde de
la puerta que da al balcón
entro en la copa del fresno
los zorzales gritan al cielo
parece todo verde pero hay agujeritos
de luz de nada de aire
ramas nervaduras tejidas
para posarse.
el hilo se corta por lo más delgado:
imposible ser gorrión,
desafino de chiquita
y de grande.
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char